La Tienda roja del Templo de la Diosa

la tienda roja del templo, altar rojo, arquetipos de la mujer, ritual femenino, espacio sagrado,

La Tienda roja es el círculo de mujeres del Templo de la Diosa. Desde el Diciembre de 2014 la Tienda roja es el espacio de intimidad y descanso dónde cada 3er martes del mes de 19 a 21 (cerramos las puertas a las 19:15) tenemos la oportunidad de reencontrarnos con nosotras mismas y con nuestras compañeras de viaje.

Member of Red Tents in Every NeighbourhoodSomos miembros del movimiento global Red Tents in Every Neighborhood (tiendas rojas en cada barrio) porque creemos en sumar, no en competir. Empezamos nuestro camino al sentir la necesidad de crear una espacio sólo para nosotras, sobre el 2013, empezando a experimentar la bendición del útero de Miranda Gray y luego en 2014 inspiradas por la proyección de la película documental Las cosas de las que no hablamos (Things we don’t talk about) y la oportunidad de hablar por skype con su creadora. Además contamos con el empuje de los talleres de sexualidad sagrada de Iranzu Gonazpi y el maravilloso apoyo de Mariam Cárcel y de su web Tiendas Rojas España.

Desde entonces, con nuestro toque espiritual tan propio del Templo, Belinda y Núria Anamifacilitamos un espacio sagrado dónde cada una pueda compartir y aportar lo que sienta y desea, desde su vivencia y creencias. En cada encuentro tenemos algún hilo conductor o una propuesta: un cuento, un tema, una danza, una experiencia,… ¡No hay dos tiendas iguales!

tenda roja, tienda roja, circulo de mujeres, cercle de dones, celebración

Si no has estado nunca, anímate, ¡todas las mujeres son bienvenidas! 

________Próximas tiendas rojas

MENSAJITOS

Lo que dicen nuestras compañeras de la tienda roja
  • Holaaaa! Ayer estuve en la tienda roja, como siempre salí renovada y con el corazón lleno de amor. En realidad escribo para agradecer la labor que se hace en las actividades, pero también para aquellas personas que hacen del templo un lugar único y para las personas que dejan desinteresadamente un regalito para alguien que no conocen en la cestita de intercambio. Ayer me tocó a mí encontrar algo que seguro que me estaba esperando. Así que sólo puedo decir gracias infinitas!
  • El círculo para mi es un útero sagrado. Si, un útero. Porque mes a mes, en cada visita, crezco, me limpio y me regenero. Suena muy místico, lo sé. Es la magia de las mujeres maravillosas que se juntan cada mes y me hacen pensar, sentir, emocionarme y que me ayudan a quererme, a amar, a no juzgar, a no reprochar, a no culpabilizarme sin sentido, a respetarme... y en definitiva a lo que yo considero sanar. No somos terapeutas pero entre todas sanamos heridas emocionales y heridas que a veces se reflejan físicamente. Parece increíble pero es así. Entre todas aprendemos a tomarnos la vida de otra manera. Porque cada vez que nos vemos, salgo en paz. Salgo contenta. Salgo con ganas de comerme el mundo. Salgo con ganas de luchar por lo que me preocupa. Salgo con ganas de volver a entrar!
  • Encontrar la tienda Roja fue uno de los regalos más bonitos que pudo hacerme la vida. En la Tienda roja, somos todas hermanas, aunque no hablemos durante el resto del mes. La confianza que yo siento hacia ellas es mucho más intensa que la que puede inspirarme alguien con quien me encuentre todos los días. Y eso ocurre porque la tienda roja es un mundo distinto, es una realidad mágica que queda lejos de la terrenalidad de la vida. Es una tierra de hadas. allí sólo encuentro amor, comprensión y sobre todo personas maravillosas a las que cada vez quiero con más fuerza. Gracias a todas por acogerme con tanta ternura y sinceridad. Os quiero.